Soluciones en bombas de calor TECNA

soluciones en bombas de calor tecna
Elena Sarachu | 16/05/2023

La preocupación creciente por la sostenibilidad, el ahorro energético, y el buscar soluciones más eficientes para calentar los hogares y las distintas superficies comerciales e industriales ha motivado, estos últimos años, el registro de una mayor demanda en todos aquellos sistemas de calefacción y refrigeración que centran su funcionamiento en las bombas de calor y la aerotermia.

¿En qué consiste la aerotermia?

La aerotermia hace referencia al aprovechamiento gratuito, y siempre renovable, de la energía calorífica del aire para producción tanto de agua caliente sanitaria, como para el funcionamiento de sistemas de calefacción por aire.

La aerotermia se está convirtiendo en la mejor alternativa frente a los sistemas tradicionales de calefacción (gas, gasoil, GLP…) gracias, entre otras cosas, a su contribución en la mejora de la sostenibilidad. Una mejora que se consigue, además, con el empleo de gases refrigerantes naturales.

Entre los beneficios más llamativos de la aerotermia, esta destaca por ser capaz de extraer hasta un 77% de la energía del aire para producir hasta 4 veces más energía que la que consume, permitiendo ahorrar hasta un 70% de gasto en calefacción y agua caliente.

De esta manera, visto desde un ejemplo práctico, por cada 4kWh de energía térmica que produce para calefacción en la vivienda, la aerotermia únicamente consume 1kWh, lo que repercute automáticamente en una reducción y simplificación en el total de la factura eléctrica.

Además, apostando por la aerotermia como fuente de energía, se cuenta con la ventaja de tener todo el gasto centralizado en una única factura; la factura eléctrica, dejando de lado las facturas complementarias de gas o gasóleo.

Entre otras características destacables, la aerotermia está considerada como una de las tecnologías de mayor eficiencia, lo que garantiza el completo confort en las instalaciones. Además, es una fuente de energía limpia e inagotable, augurando un futuro sostenible en lo que a sistemas de calefacción y refrigeración se refiere, ayudando a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Bombas de calor con aerotermia

Entre las diferentes soluciones de climatización, las bombas de calor por aerotermia son uno de los equipos mejor recibidos por los usuarios ante exigentes necesidades de calefacción, tanto de aire como de agua caliente sanitaria, en superficies residenciales, comerciales e industriales, gracias, entre otras cosas, a las altas prestaciones de su tecnología.

En cuanto al funcionamiento de estos equipos, la actividad de las bombas de calor con aerotermia se basa en los principios de la termodinámica, con lo que su sistema actúa bombeando calor y transportando la energía recibida en forma de aire o agua caliente, garantizando así un completo confort térmico en las diferentes superficies.

Respecto a sus componentes, un equipo de bomba de calor está formado por un evaporador, un compresor, un condensador y una válvula de expansión. De esta forma, la unidad exterior de la bomba de calor capta la energía del aire, que es absorbida por el refrigerante y posteriormente transmitida al fluido a calentar, obteniendo así agua para calefacción o para uso sanitario.

Instalación de las bombas de calor con aerotermia

A la hora de instalar una bomba de calor u otra, independientemente de la superficie y el entorno, es imprescindible contar con el servicio de un profesional especializado que tenga en cuenta la información y los aspectos técnicos proporcionados por el fabricante, así como las necesidades del cliente.

Entre los factores que se deben considerar en la instalación de una bomba de calor por aerotermia se diferencian; desde el volumen de agua requerido para garantizar el confort térmico según cuál sea su fin último, hasta la potencia térmica necesaria, un aspecto que puede variar en función de la ubicación de la instalación, influyendo, en gran medida, las condiciones de temperatura exterior.

Otro detalle importante a tener en cuenta es el material del que están hechos los equipos de calefacción, ya que, en función del rendimiento de las unidades terminales de la superficie, será necesaria la instalación de unas bombas de calor con un grado de potencia u otro.

De esta manera, para conocer qué modelo de bomba de calor necesitas, deberás tener en cuenta, como acabamos de ver, la temperatura media exterior del entorno, la temperatura ambiente deseada y la temperatura del fluido de intercambio.

A la hora de determinar la temperatura exterior, esta variará según la zona geográfica. Sin embargo, siempre se suele tomar de referencia la temperatura más fría del año en esa zona.

Por otro lado, la temperatura ambiente deseada dependerá de las preferencias personales de cada uno. De media, 21ºC suele ser la temperatura estándar recomendada.

Por último, la temperatura del fluido de intercambio se reducirá al tamaño de los radiadores y al nivel de aislamiento que presenta la superficie. Si los radiadores se caracterizan por ser demasiado pequeños, la temperatura del agua deberá ser más alta. De la misma manera, si el aislante de la superficie no es eficiente, será necesaria una mayor potencia calorífica.

En términos generales de ubicación, también se deberá considerar su instalación en un espacio en el que el ruido ambiental del propio sistema de funcionamiento no sea un inconveniente para el bienestar en la superficie.

Dependiendo del sistema y de la calidad de la instalación, la bomba de calor aerotérmica debería producir alrededor de 40 y 60 dB de ruido ambiente, localizado, en la mayoría de las ocasiones, en la zona del ventilador o compresor.

Mantenimiento de las bombas de calor y equipos de aerotermia

En cuanto al mantenimiento que requieren estos equipos, este viene indicado en el reglamento de instalaciones frigoríficas e instalaciones térmicas, así como en los manuales que proporciona el propio fabricante. De esta manera, siempre que se sigan las pautas señaladas, se garantizará el mejor estado y la mayor vida útil de estos sistemas de calefacción.

La tecnología de las bombas de calor permite, además, de manera opcional, llevar incorporado un sistema de monitorización, pudiendo así los técnicos mantenedores controlar la instalación y el funcionamiento de la bomba de calor de manera remota, lo que repercute positivamente en la reducción y el abaratamiento de los costes de mantenimiento, así como los tiempos de respuesta y trabajo en las revisiones. 

Por otro lado, prácticamente todas las bombas de calor que existen en el mercado actualmente son reversibles, pudiendo producir frío para refrigerar la vivienda durante el verano y calor para calefactar la vivienda en invierno.

Bomba de calor de aerotermia vs calderas de gas

Independientemente de los espacios en los que vaya a ser instalada, las bombas de calor están ganando un mayor protagonismo como sustitutas a las calderas de gas, un hecho que hace visible las preocupaciones y prioridades de los usuarios finales, quienes prefieren apostar cada vez más por sistemas energéticamente eficientes y, sobre todo, sostenibles.

El principal beneficio a la hora de apostar por una bomba de calor de aerotermia en contra de una caldera de gas reside, sobre todo, en el ahorro energético y económico.

Ofreciendo rendimientos por encima de un 100%, la eficiencia energética de las bombas de calor lleva implícita un gran ahorro total en la factura energética de los usuarios.

Por ejemplo, considerando el precio actual del gasóleo, un usuario de la comunidad de Madrid que requiere de un consumo anual aproximado de 5.000 litros, con una bomba de calor aerotérmica podría beneficiarse de un ahorro anual aproximado de 1.200 euros.

De esta manera, a mayor encarecimiento del gasóleo, mayor rendimiento económico supondrán las instalaciones de sustitución de las calderas de combustibles fósiles por bombas de calor aerotérmicas.

Además del argumento económico, la aerotermia se consolida como la mejor alternativa a estos sistemas tradicionales al usar una energía inagotable; el aire, reduciendo, de manera significativa, las emisiones directas de CO2 y la emisión de gases de efecto invernadero.

Además, apostando aún más por un compromiso medioambiental, con la instalación de placas solares también se puede garantizar el funcionamiento de la bomba de calor aerotérmica, reduciendo aún más la factura energética y la huella de carbono.

Por otro lado, es importante conocer también que una bomba de calor aerotérmica puede generar calor incluso cuando la temperatura exterior es de -15ºC. Además, tienden a ofrecer una vida útil más larga que una caldera común y únicamente deberían ser reemplazadas cada 20 años aproximadamente.

Aplicaciones más frecuentes de las bombas de calor

A la hora de elegir un tipo de bomba de calor u otra, será fundamental tener en cuenta los factores que hemos comentado anteriormente. De esta manera, se optará por el modelo de bomba de calor que pueda, dadas sus prestaciones y condiciones técnicas, garantizar el mejor servicio.

De esta forma, en instalaciones residenciales de reducidas exigencias de potencia, las bombas de calor AUER HRC 70 se convierten en la mejor opción.

bombas de calor tecna auer

Este modelo de bomba de calor, diseñada en Francia, se caracteriza especialmente por su alta eficiencia en instalaciones de sustitución directa de calderas para calefacción y producción de agua caliente sanitaria en viviendas ligeramente apartadas de los núcleos urbanos centrales, ofreciendo un rango de potencias que va desde los 6 kW hasta 30 kW.

Estos equipos de aerotermia destacan, por un lado, por emplear refrigerante natural R-290, un refrigerante libre de impuestos cada vez más demandado en el mercado, y, por otro, por ser capaces de ofrecer una salida de agua a una temperatura de hasta 70ºC.

Su diseño y proceso de instalación la convierte en la solución ideal para la sustitución de calderas de gasóleo, consiguiendo un ahorro energético de hasta un 75%.

Además, el equipo está dividido entre la unidad exterior e interior, conectando de manera hidráulica ambas partes, por lo que, al evitar que el refrigerante circule entre las unidades, se facilita enormemente el proceso de instalación.

Por otro lado, un aspecto muy importante a destacar de estas bombas de calor Hti – HRC es que se trata del modelo de bomba de calor más silencioso, con presiones sonoras a 5 metros inferiores a 43 dbA, gracias a su diseño con ventilador especial de 7 palas, lo que permite disminuir los problemas de ruido en la instalación de la máquina en entornos próximos a viviendas.

Si, en cambio, la necesidad reside en sustituir la caldera en instalaciones de calefacción centralizada en edificios, las bombas de calor ENERBLUE BLACK HT son la mejor solución para ello.

Estos equipos de calefacción son capaces de producir, con una temperatura exterior hasta 20ºC, agua caliente sanitaria a una temperatura de hasta 80ºC, empleando para ello refrigerante R-513A.

Además, su método de funcionamiento incluye la gestión del desescarche inteligente, una supervisión vía web y una gestión de hasta 4-6 unidades con Control Manager.

Por otro lado, en instalaciones que requieran de grandes volúmenes de agua caliente, la gama de bombas de calor ENERBLUE HP90 están pensadas y diseñadas para producir desde 200 hasta 2.500 litros de agua caliente sanitaria en una hora a una temperatura de hasta 90ºC, siendo el modelo perfecto para instalaciones como hoteles o actividades industriales como bodegas, en los que la producción de agua caliente sanitaria es altamente exigente y, en ningún caso, debe fallar.

Con una eficiencia incomparable con cualquier otra tecnología del mercado, las bombas de calor HP 90 emplean, además, refrigerante R-744, o más conocido como refrigerante natural CO2, un tipo de refrigerante que destaca por ser ecológico, no tóxico, no inflamable, no estar sujeto a regulaciones y ser libre de impuestos.

Además, su sistema de funcionamiento permite un ahorro energético entre el 30 y 50% en comparación con las calderas de gas tradicionales.

Con todas estas características técnicas, son evidentes las ventajas que las bombas de calor con tecnología aerotermia presentan, considerándose como la mejor solución alternativa a los sistemas de calefacción, refrigeración y ACS tradicionales.


En Tecna, como especialistas en fabricación y distribución de soluciones integrales de climatización y calefacción, disponemos de una amplia variedad de modelos de bombas de calor, cada uno de ellos diseñado para cubrir las necesidades concretas de los diferentes entornos.

Las bombas de calor TECNA ENERBLUE son capaces de suministrar una mayor energía calorífica útil, permitiendo a los usuarios finales ahorrar más de un 70% de energía con respecto a un sistema de calefacción tradicional.

bombas de calor enerblue de tecna

Además, TECNA ENERBLUE destaca por su responsabilidad y contribución medioambiental, al usar refrigerantes naturales como CO2, lo que favorece una completa eficiencia energética y fomenta el uso de energías renovables, reduciendo, en consecuencia, el volumen de emisiones contaminantes y ahorrando, al mismo tiempo, en la factura energética.

Con el objetivo de ofrecer un servicio completo y eficaz de distribución, asesoramiento y gestión, en Tecna acompañamos a nuestros clientes durante todo el ciclo de vida del producto, encargándonos desde el servicio de entrega, hasta una total atención en la fase de postventa.

Con la mirada puesta en la sostenibilidad y en la eficiencia energética, Tecna sigue trabajando para estar a la vanguardia en el ámbito de los sistemas y equipos de calefacción, tratando de superar las expectativas y necesidades de los usuarios actuales, poniendo el foco en el confort, en el alto rendimiento y en la calidad de todas las soluciones.

Más información:

tecna logo

¿Quieres consultarnos algo?

Solicitud Presupuesto